martes, 9 de diciembre de 2008

Fraude Universal de los Derechos Humanos

LA DIRECTIVA DE LA VERGÜENZA PONE EN EVIDENCIA UNA EUROPA
COMO MERO INSTRUMENTO DEL CAPITAL


El 10 de Diciembre de 1948 –hace ahora 60 años- la Asamblea General de Naciones Unidas proclamó solemnemente la DECLARACIÓN UNIVERSAL DE LOS DERECHOS HUMANOS.

Art. 1. Todos los seres humanos nacen libres en iguales en dignidad y derechos
Art. 2. Toda persona tiene todos los derechos y libertades proclamados en esta Declaración, sin distinción alguna de raza, color, sexo, idioma, religión opinión política o cualquier otra condición.
Art. 9. Nadie podrá ser arbitrariamente detenido, preso ni desterrado.
Art.13. Toda persona tiene derecho a circular libremente y a elegir su residencia en el territorio de un Estado.
Art.14. En caso de persecución toda persona tiene derecho a buscar asilo y a
disfrutar de él en cualquier país.

La proclamación universal de los derechos humanos nunca ha sido ni será aplicada.

Su único objetivo es dar al actual orden de cosas una apariencia civilizada. Desde 1948 los países occidentales no han dejado de proclamar con orgullo ser la patria de los derechos humanos, unos derechos que nunca han aplicado ni piensan tomar alguna medida que conduzca a su cumplimiento. Los derechos humanos nunca han sido pensados para ser aplicados como una ley que tengan que cumplir y respetar los Estados, y la actualidad nos lo demuestra: el 18 de junio de este año 367 eurodiputados votaron a favor de la posibilidad de internar en campos de concentración a los millones de inmigrantes sin papeles que viven en Europa. Dieciocho meses de cárcel por emigrar, incluidos niños.

Los 367 votantes que se expresaron a favor de la “caza de inmigrantes” parecen no recordar que, durante años, los europeos huyeron masivamente y encontraron refugio en otros continentes sin exigencia de visado ni condiciones impuestas por las autoridades. Olvidaron que tras la Segunda Guerra Mundial o la Guerra Civil Española millones fueron de ellos fueron expulsados de su tierra o exiliados siendo acogidos por el resto de los continentes. El continente que históricamente mayor cantidad de expulsados generó, hoy cierra sus fronteras y le niega a los pobres del mundo pisar suelo europeo en busca de nuevos horizontes.

Por eso hoy, en vísperas del DIA INTERNACIONAL POR LOS DERECHOS DE LOS INMIGRANTES (18-12-2008) exigimos:
  • NO al recorte de Derechos Humanos
  • NO a la Directiva de la Vergüenza
  • NO a la criminalización de la inmigración
  • Cierre inmediato de los Centros de Internamiento para Extranjeros (C.I.E.)
  • Derecho a la reagrupación familiar

¡ NATIVA O EXTRANJERA LA MISMA CLASE OBRERA!

Comunicado de Prensa: Dos hechos concretos

COMUNICADO DE PRENSA.

En estos días en los que todo el mundo habla sobre la crisis, no podemos olvidar que los inmigrantes que conviven con nosotros, también están sufriendo esta situación. Muchos de estos conciudadanos nuestros, que estaban en una situación laboral y económica precaria, ahora son los primeros en sufrir las consecuencias de esta crisis. Y además algunas personas quieren convertirlos en “los chivos expiatorios” de todos los males que podamos sufrir.

Desde la Asociación Motril Acoge, queremos resaltar un par de hechos concretos que nos parecen especialmente preocupantes:

1.- En primer lugar, tenemos noticias por varias personas inmigrantes de que han intentado cobrarles entre 1.500 y 2.000 € por realizarles una oferta de trabajo. Es vergonzoso que algunas personas pretendan hacer negocio con la desesperación de estos inmigrantes.

2.-En segundo lugar, hemos constatado que en nuestra provincia los hijos de inmigrantes no regularizados no han sido admitidos en las guarderías públicas y/o concertadas. A pesar de que ya existe un pronunciamiento del Tribunal Supremo en el que se confirma su derecho a ser admitidos, en el baremo de admisión de estos centros de la provincia de Granada quedan excluidos los hijos de padres que carecen de permiso de residencia. ¿Qué “bienestar social” es este, que a las personas más desfavorecidas y con menos recursos las deja fuera de las prestaciones?

Esperemos que estos hechos, que podrían ser aislados, no se conviertan en algo cotidiano, excluyendo a las personas más desprotegidas de las prestaciones básicas y de los derechos de todo ciudadano.

Motril Acoge.

viernes, 14 de noviembre de 2008

"Papeles Mojados" de Chambao

Este montaje lo hemos puesto como introducción durante el Ciclo de Cine e Inmigración. Si alguien está interesado en tenerlo, con más calidad, se puede poner en contacto con nosotros y se lo enviamos.

jueves, 30 de octubre de 2008

EL ESTRECHO MÁS LARGO, LA TRAGEDIA MÁS SUMERGIDA



Comunicado de José Chamizo, Defensor del Pueblo Andaluz, con motivo del 20 aniversario de la primera muerte en el estrecho.

No entiendan estas palabras como aportación para un triste aniversario. Más bien es la expresión pública de las sensaciones de cierto vértigo que me ha causado la oportunidad de rescribir la historia viva de un fenómeno —no un problema— como es el de la migración que no alcanzamos a normalizar. Y de las consecuencias que nos depara no entender todo lo que empuja a un ser humano por su vida y su dignidad.

Estos años nos han puesto en evidencia, con un torrente de datos, cifras, referencias e información, las contradicciones entre la más absoluta realidad y la falta de respuesta coherente y consecuente por parte de una sociedad poco concienciada y peor informada sobre la inmigración vista desde nuestra costa.

El sentido y alcance de la migración está escrito en la historia de los seres humanos, que no es sino el relato de sus desplazamientos y de la búsqueda de un territorio, de un lugar para vivir.

Vivir y ser razonablemente feliz es el deseo de los hombres y mujeres enmarcados en un determinado espacio. Y esa pauta de conducta es tan cierta como universal. Porque las costas del estrecho, Tarifa,no son muy diferentes de las fronteras del Caúcaso, de los puertos de Dover o Plymouth, de Río Grande o la costa del norte de Australia; son sólo nombres entre otros lugares de la misma tragedia.

Estamos ante una batalla con muchos frentes abiertos; y el más duro entre nosotros es el de la incomprensión y el rechazo. El tiempo que recordamos se ha transformado en la crónica de una terrible contradicción: una realidad insoslayable y presente que no es asumida con inteligencia, ni mucho menos con generosidad. Todavía discutimos para quién es el muerto.

El acto que hoy queremos construir encierra una mirada al sur, al horizonte en el que se divisan tenues las siluetas de pateras y paquebotes de miedo. Pero también nuestro mensaje tiene que saber orientar la vista, superada la costa, tierra adentro y relatar la vida y el complicado proceso de estancia de quienes no tienen ni la conciencia de ser auténticos héroes de la supervivencia.

Hoy es momento de recordar todos los nombres: personajes, asociaciones, políticos, defensores; en definitiva quienes participan, con honestidad, en este compromiso de poner cordura y piedad ante esta realidad compleja pero, desde luego, sin postergar un ápice el merecido protagonismo de las mujeres y hombres cuyas epopeyas anónimas llenaron el recuerdo de este aniversario.

Les destaco una frase que resume muchas ideas que he revivido para ordenar mis pensamientos. Las pronuncia mi amigo Juan José Téllez: “un crimen está ocurriendo a nuestro lado y, sorprendentemente, sólo sentimos miedo de las víctimas”.

Debo confesarles que percibo muchas sensaciones de desánimo y de pesimismo ante la situación actual que se vuelve más negra si atisbamos el futuro inmediato que nos vaticina este mundo ocupado en la crisis del número y más olvidado de la tragedia de las personas.

Quiero creer —veinte años más de dudas—que estamos a tiempo y me gustaría poder decir algún día que las predicciones no acertaron: me gustaría que este encuentro quedara, cuando menos, como un serio y eficaz recuerdo de lo que fue, pero que finalmente hemos podido corregir.

Ningún aniversario más como éste.

Muchas gracias.
José Chamizo de la Rubia

martes, 28 de octubre de 2008

El primero de una tragedia interminable

El próximo 1 de noviembre se cumplen 20 años del primer naufragio conocido de inmigrantes irregulares · Ocurrió en una playa de Tarifa y murieron 18 marroquíes

(Artículo de Ildefonso Sena/Tarifa)

El 1 de noviembre de 1988, una patera con 23 inmigrantes marroquíes a bordo naufragó en la playa de Los Lances, frente a la ciudad de Tarifa. Cinco de ellos lograron sobrevivir para contarlo, los 18 restantes murieron ahogados.

Veinte años después, cualquier suceso similar en Canarias o en el mismo Estrecho puede que nos siga sobrecogiendo, pero no supone ninguna sorpresa. La tragedia de la inmigración se ha convertido en algo desgraciadamente cotidiano.

Pero aquel naufragio fue el primero, el punto de partida de una larga serie de muertes difícil de cuantificar, de dramáticas historias llenas de lágrimas salpicadas con alguna que otra sonrisa.
La mañana había despuntado gris y fría, como corresponde a los primeros números del calendario en noviembre. El viento de levante había hecho acto de presencia de madrugada y soplaba con una fuerza descomunal. El capitán de la Guardia Civil Manuel Prado acababa de tomar posesión del mando en la Tercera Compañía con sede en Tarifa, adscrita a la Comandancia de Algeciras. Poco podía imaginar el recién ascendido oficial la tragedia que horas antes había tenido lugar en esa costa, tan cerca y tan lejos del continente africano.

Una patrulla había localizado a cinco marroquíes deambulando por la carretera Nacional 340. Empapados y sin documentación, blanco y en botella. Prado apareció en la playa con ellos cuando el periodista llevaba allí más de media hora.

El escenario sigue fijo en la retina: el casco de una patera varada en la playa se confundía con el gris claro del horizonte. A pocos metros de la frágil embarcación, el cadáver de un hombre joven, de rasgos marroquíes, completaba un cuadro que 20 años después sigue representando el drama de quienes emprendieron un viaje rumbo a una vida mejor pero llegaron a ninguna parte.

-¿Sabes francés?, inquirió Prado al periodista.

-Me defiendo, dijo el reportero.

-Pues pregúntale a éstos si tienen algo que ver con el fallecido.

A quien esto escribe se le sigue poniendo la piel de gallina, así pasen 20 ó 30 años. Uno de los marroquíes comenzó a hablar para relatar que habían partido sobre la medianoche de una playa de Tánger. De madrugada, cuando la mar es una inmensa penumbra, las luces de una urbanización cercana les hizo pensar que la tierra firme estaba cerca y se lanzaron al agua. Pero habría más de tres metros de fondo y muy pocos sabían nadar. Trataron de volver a la patera, pero esta volcó por sobrefuerza en uno de los costados. Algunos supervivientes vieron cómo muchos de sus compañeros se hundían sin remedio. El mar se los había tragado.

En los días sucesivos el Estrecho fue devolviendo a tierra firme los cuerpos sin vida de aquellas primeras víctimas de una tragedia que no cesa. La playa de Los Lances, la costa Este tarifeña era un continuo sobresalto por el reguero de cadáveres. Nueve fueron enterrados en el cementerio de Tarifa.

Al día siguiente la noticia dio la vuelta al mundo. El incipiente fenómeno de la inmigración irregular por el Estrecho, relegado a un tercer o cuarto plano hasta la fecha, cobró dimensiones gigantescas y Tarifa se llenó de periodistas.

De pronto, el mundo miró hacia el Estrecho. Como dos décadas más tarde mira a la costa canaria, donde el drama se ha repetido con puntos y comas, un trágico clon de la historia que convirtió a la calle más transitada del mundo en un inmenso cementerio.

jueves, 18 de septiembre de 2008

II Declaración de Rivas

Puedes descargar esta declaración en fichero, pinchando aquí

Asamblea de los Movimientos Sociales reunida durante el

III Foro Social Mundial de las Migraciones


Hoy, cuando conmemoramos los sesenta años de la Nakba palestina, los 20 años del inicio de las muertes en el Estrecho de Gibraltar, los 35 años del golpe militar contra el gobierno democrático de Salvador Allende; cuando esa misma legitimidad está gravemente amenazada en Bolivia y convoca nuestra conciencia y solidaridad, y cuando celebramos los 60 años de la Declaración Universal de Derechos Humanos, nosotros, mujeres y hombres que somos parte de más de dos mil movimientos y organizaciones sociales de noventa países del planeta, nos reunimos en Rivas Vaciamadrid (España), del 11 al 14 de septiembre de 2008, bajo el lema

NUESTRAS VOCES, NUESTROS DERECHOS, POR UN MUNDO SIN MUROS

Nuestras Voces

Somos personas y organizaciones de migrantes, desplazados/as y refugiados/as; víctimas del tráfico de seres humanos y la trata; somos también movimientos y organizaciones sociales trabajando junto a ellos; somos sujetos individuales y colectivos que, preocupados por el hecho migratorio comprendido en su integralidad, nos hemos ocupado de desarrollar acciones comprometidas con la transformación radical de las condiciones en las que los seres humanos se han visto obligados a migrar, desplazarse o refugiarse .

Nosotras, las personas migrantes, desplazadas y refugiadas y nuestras organizaciones, nos constituimos en un nuevo sujeto político y en una fuerza social mundial que se consolida en este III Foro Social Mundial de las Migraciones. Por todo lo anterior y con legítimo derecho, levantamos nuestras voces para decir:

No al creciente deterioro de las condiciones de vida que impacta a la mayoría de las personas del planeta, en el norte como en el sur global y que impacta de manera especial a las personas migrantes, refugiadas y desplazadas de los diferentes continentes, y muy especialmente las de los pueblos palestino, saharaui, colombiano, sudanés e iraquí y a las políticas cómplices de Estados Unidos, Europa y España en particular.

No a las migraciones forzadas de los pueblos indígenas como resultado de la expropiación de sus tierras y de los megaproyectos agroindustriales, que traen como consecuencia el desarraigo y la destrucción de sus culturas.

No a las diferentes manifestaciones de racismo en contra de las personas y comunidades migrantes en todos los continentes y particularmente, en contra de las personas de Africa Negra y la comunidad latina en los Estados Unidos

No a la reproducción y el fortalecimiento de un sistema patriarcal que, en el contexto de la feminización de las migraciones, profundiza aun más la asimetría de género ya existentes, y se traduce en la continuidad de la ubicación de la mujer en trabajos relacionados al ámbito privado y al cuidado de otros, en condiciones de esclavitud.

No a los proyectos que estigmatizan, segmentan y excluyen a las personas migrantes y sus familias y deterioran el tejido social comunitario y organizativo. Rechazamos la pretensión de transformar las remesas en sustituto de políticas estatales de desarrollo en los países de origen y en refuerzo al circuito financiero del capital, ampliando aún más las históricas asimetrías sociales, políticas, económicas y culturales.

No al discurso mediático convencional que desde los estereotipos, refuerza la criminalización y la victimización de las personas migrantes como discurso hegemónico; a la xenofobia, la discriminación y el racismo que se propaga desde ellos y que acrecienta esas conductas y prácticas en las sociedades y países de tránsito y destino de personas migrantes.

No a la globalización capitalista, neoliberal, concentradora y excluyente, depredadora del ser humano y de la naturaleza y que en su conjunto representa la causa fundamental de las migraciones contemporáneas.

Nuestros Derechos

Somos sujetos que nos hacemos cargo de procesos; analizamos e interpretamos la compleja realidad del hecho migratorio, desde el lugar del ser humano, su dignidad y la integralidad de nuestros derechos humanos; imaginamos y ponemos en marcha iniciativas múltiples y diversas y apostamos por nuestro protagonismo histórico, por la construcción de otra realidad:

En las condiciones actuales del capitalismo mundial, las personas migrantes somos una muestra evidente de las desigualdades económicas y sociales entre los países y dentro de los países. Situación que se profundiza por la sincronía de una crisis mundial, multidimensional: económica, ambiental, alimentaria y energética.

La construcción de muros geográficos, políticos, legales y culturales, como la directiva europea de “la vergüenza”, y otras leyes públicas y disposiciones oficiales similares, son una estrategia criminalizante que, en aras de la mayor rentabilidad del capital internacional, elimina todos los derechos humanos. Para ello se recurre, además, a la externalización de fronteras, la internalización mental a través de la persecución, el hostigamiento y las deportaciones; las detenciones arbitrarias, la impunidad policial fronteriza y los centros de internamiento, donde la violación de los derechos humanos es cotidiana

Insistimos en que los acuerdos laborales bilaterales y regionales inspirados en el modelo filipino de programas temporales de trabajadores huésped que, al impedir el arraigo, anula cualquier posibilidad de reivindicar sus derechos, propiciando la sobreexplotación y deshumanización de las personas trabajadoras, cumplan plenamente con las obligaciones establecidas en los convenios 97 y 143 de la OIT; sin lo cual se profundiza el deterioro integral del Trabajo Humano, con pérdida de su valor salarial, social y jurídico, convirtiendo a las personas migrantes en mercancías.

Afirmamos la necesidad de defender, reivindicar, extender, frente al trabajo forzado, esclavo y precario, el trabajo digno para una vida digna, que integre libertad, igualdad de trato y contraprestaciones negociadas adecuadas para todas las personas trabajadoras.

Valoramos las iniciativas de economía solidaria que fortalecen el tejido asociativo y contribuyen a procesos de economía social y desarrollo integral de las personas. Rechazamos su utilización como instrumento para negar el derecho a migrar.

Promovemos la ciudadanía universal y ratificamos el derecho de las personas a la libre movilidad como establece la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

Por un mundo sin muros

Un mundo sin muros es una condición esencial para construir otro mundo posible; el cumplimiento pleno de los artículos 13 y 14 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos es una exigencia y nos compromete a continuar en nuestra lucha por los derechos de todas las personas migrantes.

Por ello exigimos:

la firma, ratificación y puesta en práctica de la Convención Internacional sobre los Derechos Humanos de los Trabajadores Migratorios y sus Familias por parte de los Estados que no lo han hecho. Saludamos a los Estados que la han ratificado y demandamos adecuen su marco normativo nacional a las exigencias de la Convención. Saludamos el compromiso por parte de los gobiernos municipales iniciado por el gobierno de Rivas Vaciamadrid de trabajar en la campaña a favor de la ratificación.

el establecimiento de un mandato o procedimiento especial dentro del sistema de la ONU para suplir los vacíos en los instrumentos existentes de protección de las personas migrantes, CMW (Comité de Trabajadores Migratorios), relator especial, ACNUR y el representante especial para las personas desplazadas internas.

la derogación de la directiva de retorno de la UE, así como de todos los instrumentos legales que permiten la detención de migrantes en el mundo; el desmantelamiento del Frontex y de todos los dispositivos policiales y militares que securitizan las políticas migratorias y la fiscalización por parte de organizaciones sociales de los centros de internamiento, hasta su cierre definitivo.

que las fronteras del mundo dejen de ser espacios de impunidad en los que las personas migrantes son objeto de todo tipo de violaciones, crímenes y obligados a asumir riesgos que ponen en peligro su vida. Demandamos que los países de origen, tránsito y destino, asuman su responsabilidad para revertir esta situación.

la regularización de todas las personas migrantes sin papeles en todo el mundo.

el reconocimiento de otras formas de persecución y la ampliación jurídica de las causas que se reconocen como asilo, refugio y trata de personas, garantizando que las solicitudes y los procedimientos cumplan con todo lo que prevé la ley y centren los derechos humanos de estos colectivos. Igualmente, demandamos el cumplimiento de las condiciones que el Derecho Internacional exige para el retorno de los refugiados.

la denuncia de todos aquellos convenios de expulsión, generalmente impuestos a los Estados de origen o tránsito, que a menudo conllevan graves violaciones de los derechos, ruptura familiar, represalias de las autoridades del país de origen y un grave desarraigo de las personas migrantes.

la anulación de los acuerdos y claúsulas de re-admisión y el cese de toda negociación de acuerdos de este tipo entre la Unión Europea y los países terceros y entre los países terceros.

la promoción de las personas y comunidades migrantes para que se organicen, se rebelen, denuncien toda forma de dominación y explotación y hagan valer sus derechos, fortaleciendo sus organizaciones y las redes de apoyo mutuo.

el cumplimiento de la legislación internacional que garantiza la protección adecuada de los niños y niñas que son parte importante de los flujos migratorios internacionales.

la incorporación en nuestras luchas de la reivindicación de una justicia medio ambiental y el reconocimiento y protección jurídica de los refugiados que provoca el cambio climático y la destrucción del medio ambiente, urgiendo un nuevo orden mundial que promueva la dignidad humana de todas las personas, en sintonía con las potencialidades de nuestro planeta tierra.

la aplicación de políticas encaminadas a garantizar la igualdad de oportunidades profundizando mecanismos de inclusión que no dependan de la situación administrativa de las personas migrantes; de políticas que integren, en los servicios públicos, la diversidad cultural de las personas migrantes en los servicios públicos; de políticas a largo plazo para la integración de los jóvenes y para el avance en la equiparación de derechos para los colectivos migrantes de LGTB y sus familias.

el derecho al voto en el ámbito municipal y la participación activa en la definición de los planes locales de desarrollo y el respeto a la autonomía de las organizaciones y movimientos sociales, de tal manera que el ejercicio pleno de la ciudadanía de las personas migrantes sea efectivo.

la participación política del migrante para incidir, tanto en la política interna como en la política externa, de un país de llegada, a favor de su país de origen, visibilizando los beneficios que las personas migrantes traen, constituyéndose en sujetos activos.

la continuación del proceso de redacción colectiva de la Carta de los Migrantes así como la de todos aquellos procesos e iniciativas que signifiquen el fortalecimiento de la defensa de los derechos de las personas migrantes.

la multiplicación y fortalecimiento de medios de comunicación democráticos, incluyentes que, desde las voces de las personas y comunidades migrantes, reflejen adecuadamente la complejidad de la migración.

Queremos recuperar la dimensión del sujeto humano, de la dignidad humana evitando que la lógica mercantil afecte nuestra relación como movimientos sociales. Asumir que nuestra identidad como migrantes, refugiados y desplazados no niega nuestras otras múltiples identidades y luchas.

Migrar no es un delito, delito son las causas que originan las migración. Levantemos nuestras voces, defendamos nuestros derechos, luchemos juntos por construir un mundo sin muros.

Rivas Vaciamadrid, 13 de septiembre de 2008

jueves, 10 de julio de 2008

Fotos de la concentración del 8 de julio




CONCENTRACIÓN-HOMENAJE A LAS 14 PERSONAS DESAPARECIDAS

Este es el comunicado que se leyó en la concentración que se realizó el 8 de julio, a las 8,30 de la tarde en la Plaza de la Aurora de Motril:

14 PERSONAS DESAPARECIDAS AL SER INTERCEPTADA A 75 KILÓMETROS DE MOTRIL LA ZODIAC EN LA QUE VIAJABAN

Nos reunimos hoy 8 de julio de 2008 a las 8,30 de la tarde en la Plaza de la Aurora de Motril para expresar nuestro dolor por otras 14 muertes en este Mar compartido que nuestros gobernantes están convirtiendo en muralla ensangrentada de la Europa-Fortaleza. Dolor y rabia, pues se trata de unas muertes anunciadas y por tanto evitables.

Los ciudadanos que nos concentramos aquí exigimos responsabilidades; puesto que hay responsables. Y en primer lugar, a quienes dirigen y apoyan las políticas de cierre de fronteras, admisión selectiva de inmigrantes y acoso y expulsión de quienes las desafían.

Iniciativas como la “Directiva de la vergüenza“, recientemente aprobada por el Parlamento europeo con los votos de nuestros representantes - con muy pocas y honrosas excepciones -, así como el Pacto “contra“ la inmigración que ahora promueven los Gobiernos de España, Francia y Alemania, traen estas consecuencias: aumentan el sufrimiento y llevan a la muerte de personas como a las que aquí rendimos homenaje.

Quienes han sobrevivido a esta tragedia, algunos familiares de los desaparecidos, van a ser a continuación encerrados en un Centro de Internamiento para Extranjeros –peor que una cárcel- y luego expulsados, contribuyendo así a rematar la faena que no completó el océano.

Lo que debiera ser algo normal, puesto que es un derecho fundamental – el derecho a emigrar, y a no emigrar – se convierte en una peripecia peligrosa para aquellos a los que las leyes y las políticas les impiden ejercerlo.

¿Quiénes son los verdaderos delincuentes? ¿los que se ven forzados a desafiar los obstáculos o quienes se los ponen?. La pregunta tiene para nosotros una respuesta clara. Por ello exigimos responsabilidades a nuestros gobernantes y políticos.

• Rechazamos la Directiva de la Vergüenza.
• Rechazamos el Pacto contra la inmigración.
• Los Centros de internamiento de extranjeros deben ser clausurados.
• Ninguna muerte más en la Frontera Sur.
• Por un Mar de Solidaridad.

Motril Acoge

lunes, 23 de junio de 2008

Inmigración y ciudadanía, una mirada utópica

Incluimos este artículo de Rosa Cañadell, publicado en El Viejo Topo. Aunque sea un poco largo, nos parece bastante interesante. Lo podéis leer a continuación o descargar el fichero de texto pinchando aquí.

Sentir en lo más profundo de nuestro corazón cualquier injusticia, cometida contra cualquiera, en cualquier parte del mundo, es la cualidad más bella que puede tener un revolucionario.” (Che Guevara)

En el pasado número de El Viejo Topo (octubre 2007), Jorge Verstrynge escribía un documentado artículo sobre la inmigración, los mitos y los peligros a que nos enfrentamos, terminando con una serie de propuestas (cerrar puertas a los inmigrantes no comunitarios, expulsión de aquellos que hayan cometido delitos importantes, inmigración aceptada en base a contratos previos, políticas estrictas de visados, legalizaciones restringidas, etc.) que, aparte de no ser novedosas y de no compartirlas, parecen tan utópicas como sus opuestas. Es evidente que nos encontramos delante una situación muy complicada, pero yo creo que se pueden hacer análisis desde otras perspectivas.

Mi análisis parte de dos premisas: 1) “No se pueden poner puertas al viento”, y ello, en el caso de la inmigración significa que mientras exista la desigualdad actual entre los países del norte y del sur, mientras los jóvenes de África y América Latina no vislumbren un futuro en su país, la emigración es imparable. Así ha sido siempre y así continuará. A más control, más muros, más barreras, más dificultades para entrar en nuestra “fortaleza”, no se consigue menos cantidad de inmigrantes, lo único que se consigue es mayor sufrimiento para los que lo intentan. El aumento de la inmigración en los últimos años, demuestra que los controles han fallado y el número de muertos demuestra que el sufrimiento ha aumentado hasta límites indecentes. 2) En la situación política-económica actual no hay solución: seguirá habiendo ilegales, seguirá habiendo sobre-explotación, seguirán bajando los sueldos, se agotarán los recursos sociales, continuarán enriqueciéndose los mismos de siempre y continuarán pagando los platos rotos también los mismos de siempre (los más desfavorecidos de aquí y de allá) y, en consecuencia, seguirá creciendo también el racismo. Si no nos aventuramos a iniciar, o al menos a plantear, otra dirección, otras normas, otros derechos, otras luchas, todos los males que Jorge Verstrynge nos augura, serán realmente ciertos.

Y es desde la izquierda que podrían y deberían plantearse estas otras direcciones. Desde la izquierda no se puede decir “alguien tiene que contraponer los intereses del pueblo a los de las elites”; ¿De qué pueblo hablamos? ¿del “nuestro”?, y ¿Cuál es el nuestro? ¿el de mi barrio, el de mi ciudad, el de mi Autonomía, el de mi nación, el de mi estado, el de mi nueva Unión Europea? Si por pueblo entendemos las clases populares, las clases más explotadas, los sectores más desfavorecidos, estos no tienen patria, ni color, ni bandera. Si para “proteger” al pueblo catalán, español o europeo, debemos machacar al pueblo africano, latinoamericano, rumanos o paquistaní, estamos entrando en terreno peligroso. Si debemos cerrar al máximo las fronteras y/o expulsar a los inmigrantes por miedo al paro, a la crisis, a la falta de presupuestos sociales, ¿porqué no expulsar también a nuestros jóvenes, que son demasiados y piden muchos pisos y muchos puestos de trabajo, o por que no mandamos a las mujeres a sus casas para que haya menos competencia laboral, o porque no expulsamos a nuestros viejos que cada vez son más, producen poco y colapsan nuestro sistema sanitario? Evidentemente, este no es el camino.

El neoliberalismo, la globalización, la desregulación laboral, la especulación, el poder de las multinacionales, la apertura de los mercados (unas más que otros, evidentemente), están haciendo posible el aumento de los beneficios de bancos y empresas a niveles insospechados. Los sistemas fiscales, cada vez más en beneficio de los que más tienen, están vaciando las arcas del estado imposibilitando dar los servicios sociales necesarios. Si este sistema posibilita la libre circulación de capitales y la deslocalización de las empresas, debemos imponer el derecho a la libre circulación de las personas y el derecho que tienen todos los hombres y mujeres de este mundo global a intentar mejorar su situación instalándose donde mejor les parezca.

El discurso de una izquierda comprometida y con ganas de transformar y mejorar la sociedad, debería empezar por una clara y alta defensa de este derecho, y deberíamos hacer pedagogía del mismo. Todas las personas, hayan nacido donde hayan nacido, hablen la lengua que hablen, tengan el color que tengan, tienen los mismos derechos, y es la organización y la lucha conjunta el único camino para tratar de mejorar las condiciones de los que tienen menos. No es enfrentando los intereses de las clases populares de “aquí” con los de “allá” como podremos avanzar. Si se agotan los presupuestos sociales porque somos muchos, habrá que reivindicar más impuestos para aquellos que se están beneficiando del trabajo de estos muchos. Si no hay viviendas suficientes para todos, habrá que luchar para parar la especulación y para que las superganancias repercutan en viviendas sociales. Y así sucesivamente.

Se trata pues, de empezar a hilvanar un nuevo discurso que parta del principio del derecho a la libre circulación, del derecho a entrar y salir de un país libremente, del derecho a trabajar legalmente en cualquier empresa de cualquier país, del derecho a la educación, la salud, la vivienda, el seguro de paro, las pensiones y los servicios sociales para toda persona que viva y trabaje en un país, el derecho “a tener todos los derechos cuando se cumplen todas las obligaciones”. Si se vive, se trabaja, se compra y se cumplen las leyes en un país, significa que se pagan impuestos, se contribuye a la seguridad social y se colabora con la marcha de este país, y por lo tanto, se tienen todos los derechos que este país ha contraído con sus ciudadanos y ciudadanas, independientemente de donde han nacido. Y, evidentemente, habrá que repartir entre todos y todas, habrá que repartir el trabajo y los servicios, habrá que repartir las viviendas y los espacios, y se deberán ampliar las escuelas y los hospitales. Y como los recursos no son ilimitados, los que ahora más tienen deberán tener menos. A esto se le llamaba “lucha de clases”, no sé como se le llamará ahora, pero sin lucha no se avanza.

¿Y qué pasaría si realmente hubiera la posibilidad de abrir las fronteras? Primero de todo no habría más muertos en el fondo del mar, desparecerían las mafias y los inmigrantes podrían llegar en vuelos regulares, en barcos con condiciones o en vuelos de low-coast; deberían pagar sus billetes, con un poco de dinero para subsistir los primeros meses, sin estafas ni intermediarios. Todos los empresarios podrían y deberían estar obligados a contratar a los nuevos trabajadores con un contrato legal, pagando la seguridad social y un sueldo digno, con lo que disminuiría la sobre-explotación. Los nuevos inmigrantes podrían alquilar pisos legalmente, abrir cuentas corrientes, pedir préstamos… como cualquier otro ciudadano. No habría “ilegales” y por lo tanto no habría el estigma hacia los nuevos ciudadanos. Nos ahorraríamos todo el dinero destinado a construir muros, vallas, lanchas de vigilancia, repatriaciones, centros de internamiento, y demás medidas destinadas a barrar el paso a la inmigración, que, dicho sea de paso, tampoco logran su objetivo.

¿Y qué pasaría cuando hubiera demasiados y no hubiera más trabajo? Primero, hay un factor que nunca se tiene en cuenta, y es que si no se han jugado la vida y no se han hipotecado por años y años con las mafias, sería mucho más fácil el retorno voluntario. Si aquí no consiguen sus objetivos, volver a su país sería mucho más posible. También se regularizaría el trabajo temporal: en época de cosecha aparecerían y, muy probablemente, volverían a su país a pasar el resto del año con el dinero ahorrado. No sé porque no se puede pensar que los africanos o los latinoamericanos no tienen capacidad para diseñar su propio proyecto en función de la realidad. De hecho, cuando en España no había trabajo, tampoco había inmigrantes. La gente no emigra, o en todo caso no permanece, en un lugar donde está peor de donde ha venido. Y esto vale para todo el mundo.

Y si se quedaran más de los que se pueden integrar, habría que rediseñar la economía, habría que luchar para conseguir nuevos empleos, igual que se hace cuando hay crisis aunque no haya inmigrantes.

¿Y el racismo? Este es otro de las cuestiones que siempre está encima de la mesa. Como señala Verstrynge, y tantos otros, existe la “ley de proximidad genética”, lo que significa que el racismo lo “llevamos en los genes”, y por lo tanto, hay que poner coto a la inmigración si no se quiere que la sociedad toda se vuelva racista y se disparen los conflictos sociales. Pero hay otras versiones de lo que significa el racismo, de cómo se construye y de cómo se estimula. Si bien es cierto que hay algo biológico en el temor y/o rechazo al extranjero, también lo es que hay algo de innato en la curiosidad y el placer por lo nuevo y lo diferente. Igual que existe en todas las personas una tendencia a la violencia, también existe otra a la cooperación. La historia, la psicología y la biología demuestran que depende de las circunstancias personales y sociales el que se pongan en marcha unos u otros mecanismos. En tiempos de revolución y esperanza crece la solidaridad, en tiempos de caos y desesperanza crece la violencia.

Desde hace ya tiempo las ciencias sociales cambiaron las nociones biologistas de la raza en favor de un enfoque que ve la raza como un concepto social. Con raras excepciones, la mayoría de científicos coinciden en que dentro del género humano no existen las razas en términos estrictamente biológicos, por lo tanto, podemos afirmar que siempre que se dan formas de desigualdad atribuidas a diferencias raciales se trata de “construcciones sociales”. La principal característica del racismo no es la hostilidad hacia otros seres humanos sino la defensa de un sistema en el cual unas personas gozan de unas ventajas sociales que derivan directamente de su pertenencia a un grupo determinado. El racismo, además, como elaboración teórica, va unido al capitalismo. Fue la ideología de los imperialismos la que legitimó la opresión de los colonizados basándose en la superioridad de la “raza” de los colonizadores. El liberalismo y el fascismo provienen de tradiciones comunes.

El racismo, por otra parte, es una forma de dar salida al malestar social. En palabras de Durkheim “cuando la sociedad sufre, experimenta la necesidad de encontrar a alguien a quien imputar el mal y vengarse en él de toda su decepción”. Esta tendencia humana ha sido explotada, a lo largo de la historia, por muchos líderes en beneficio propio. Conscientes que el odio puede cultivarse con la ayuda de las falsas informaciones, han creado estereotipos para fabricar enemigos y desviar el malestar hacia “fuera”. En este sentido, las políticas oficiales hacia la inmigración (Ley de Extranjería, detenciones arbitrarias, deportaciones, ilegalidad de las personas, etc.) ayudan a visualizar a los inmigrantes como conflictivos y competidores, resucitando los viejos fantasmas de Occidente: la “invasión de los bárbaros”.

Así pues, el racismo no es tanto algo inevitable por biológico, sino algo que se estimula y se construye y, por lo tanto, susceptible también de des-estimularlo y de-construirlo si cambian los mensajes y las políticas.

Finalmente, otro de los factores que estimulan el racismo, según algunos autores, es la desaparición de los modelos tradicionales de confrontación social: la lucha de clases y las organizaciones (sindicatos, partidos de izquierda, asociaciones de vecinos) que habían articulado propuestas de lucha y de cambio, canalizando así el malestar social. Los proyectos de cambio social, como el que proponía el movimiento obrero, ofrecían un eje para organizar las demandas de los sectores menos favorecidos. Como afirmaba M. Wieviorka, “cuanto más se organiza una sociedad a partir de un conflicto propiamente social, más restringido es el espacio para el racismo”. Se trata pues, de resituar los conflictos dentro del eje social y no de la pertenencia a una etnia, raza o nacionalidad. Solamente recuperando la organización, la lucha, y las demandas de las clases populares (inmigrantes incluidos) podremos parar el fenómeno del racismo y no con prácticas y discursos anti-inmigración.

Nos queda mucho camino para andar, pero es importante no equivocar la dirección. En este sentido, creo que un debate a fondo sobre cual debe ser la posición, desde la izquierda con voluntad transformadora, frente al nuevo reto de la inmigración, es urgente y necesaria.

¿Por donde empezar? En primer lugar deberíamos construir este nuevo discurso, hacer propuestas concretas y difundirlo al máximo. Un discurso en donde se centrara el interés en la historia de las migraciones, en las experiencias de las luchas sociales y en las posibilidades de otro tipo de políticas. Un discurso en el que a los inmigrantes no hay que “tolerarlos” porque “hacen el trabajo que nosotros no queremos hacer”, o porque “los necesitamos para que paguen nuestras futuras pensiones”. Sino un discurso que valore a las personas que emigran, que se reconozcan sus derechos, que se resalten los aspectos positivos de la diversidad cultural, entendida como riqueza. Un discurso que no subvalore las características culturales de los diferentes pueblos: es sabido que las sociedades avanzan a partir de intercambios y que todas las culturas tienen algo que aportar (D. Juliano).

Y para empezar tenemos la educación. Los centros educativos son un lugar ideal de intercambio cultural. Si un nuevo discurso calase entre el profesorado, se podría hacer realmente una educación intercultural que preparara a nuestros futuros ciudadanos y ciudadanas para vivir en esta sociedad pluricultural y para defender los derechos de todas las personas. Una educación que vacunara contra el racismo y estimulara la solidaridad y la indignación ante la injusticia.

En otros tiempos, los partidos y sindicatos de izquierda hicieron un trabajo pedagógico y prepararon ideológicamente a las clases más populares. Les dieron argumentos y armas organizativas para luchas y ello sirvió para avanzar. En Cataluña tenemos una buena experiencia: en los años 50, 60 y 70 hubo una llegada masiva de inmigrantes de distintas regiones del estado español, que llegaban también con otra cultura, sin dinero, sin vivienda y sin trabajo. Pero como eran “nacionales” pudieron acceder a puestos de trabajo sin más impedimentos. Ello, juntamente con las luchas obreras en las fábricas y en los barrios, que juntaron a los catalanes y a los recién llegados, hicieron posible que sus condiciones de vida mejoraran a lo largo de los años y que su “integración” fuera total. Desgraciadamente todo ello se perdió. Habrá que pensar como recuperarlo, como encontrar nuevos ámbitos de discusión y difusión, nuevos discursos y de nuevas formas de organización y lucha política para poder avanzar en este otro mundo posible y tan urgentemente necesario

domingo, 15 de junio de 2008

Carta a los Equipos Directivos de los Centros Educativos

Hemos decidido enviar una carta a los Equipos Directivos de los Centros Educativos, ante los problemas que han surgido para el alumnado inmigrante a la hora de matricularse en la selectividad o de solicitar una beca, cuando no disponen de permiso de residencia.

Este es un tema que parecía resuelto después de la sentencia del Tribunal Constitucional que declaraba nula la inclusión de la palabra "residente" en varios artículos de la Ley de Extranjería, lo que implica que cualquiera puede matricularse o solicitar becas sin tener el permiso de residencia.

Pero al ser una situación administrativa reciente y con poca difusión por parte de la Administración, han surgido algunos dificultades, que ya han sido subsanadas. Para procurar que no se vuelvan a repetir y que nadie se vea privado de derechos que la ley recoge, hemos redactado esta carta, que se puede ver pinchando aquí.

miércoles, 11 de junio de 2008

CONTRA LA DIRECTIVA DE LA VERGUENZA

Este es el documento utilizado como base para participar en un programa de Telemotril en el que, además de hablar de la asociación, se consiguió introducir un poco del tema de la Directiva de la Vergüenza:

CONTRA LA DIRECTIVA DE LA VERGÜENZA

Antecedentes
- Está gestándose desde 2005: La inició la Comisión de la UE, la aprobó el Consejo de Ministros de Interior, está previsto que la apruebe el Parlamento Europeo el próximo 17 de junio.
- Objetivo confesado: lucha contra la inmigración llamada ilegal: establecer “normas comunes –a los gobiernos de la UE- sobre retorno, expulsión, uso de medidas coercitivas, internamiento y prohibición de entrada”. (Preámbulo)
- Tiene muchas posibilidades de ser aprobada; aunque tiene oponentes:
El Comisario de D.H. de la UE: la ve incompatible con la Carta E. de DD HH;
Grupos parlamentarios (socialista – aunque nuestro gobierno la defiende-, los verdes, Izquierda)
El movimiento social, del que formamos parte, la ve como una directiva vergonzosa y ha desarrollado acciones abiertas contra ella. Y otras que continuarán.
Algunos gobiernos se oponen por encontrarla poco restrictiva

Descripción
- La única alternativa que da a los sin papeles (personas en situación administrativa irregular)es la expulsión (aunque se sabe que los hay inexpulsables, porque se desconoce su país de origen o éste no presta su acuerdo)

- Mientras tanto, el encierro para todos ellos.

- Posibilidad de usar las cárceles

- Hasta 18 meses; ampliables en situaciones declaradas de emergencia; en las que se pueden abolir los pocos derechos que se les reconoce: visitas de sus representantes legales, familiares u ONG, etc

- Posibilidad de encerrar a menores acompañados o no

- Tanto el encierro como la expulsión pueden ser decididos por una autoridad gubernativa (no judicial), con control judicial posterior

- Las expulsiones implican la prohibición de entrada por 5 años en el territorio Schengen (países de la UE más otros adheridos al acuerdo)

Efecto previsible
- Reforzar el acoso a los sin papeles
- Recortar más sus derechos
- Criminalización de los migrantes aplicándoles sanciones de privación de libertad a conductas que todo lo más son faltas administrativas – como el mal aparcamiento, por poner un ejemplo- (En la práctica viene a ser como aplicar el designio del Gobierno Berlusconi, de convertir la irregularidad en delito penal)
- Redoblar el círculo vicioso de la xenofobia y el racismo (institucional y social)

¿Cuál es la lógica de todo esto?
La Directiva parece obedecer, sobre toda otra consideración, a un cálculo electoral de los partidos conservadores, secundado por parte de la izquierda, como es el caso del Gobierno español que es uno de sus principales valedores.
El objetivo confesado de la Directiva es irreal (“lucha contra la inmigración ilegal”); puesto que no hay en ella nada que apunte a las causas de la situación de irregularidad de tantos inmigrantes, es decir:
1) La inexistencia de cauces suficientes de migración “normal”: las leyes y políticas de los Estados de la UE, obsesionados por la seguridad, refuerzan las fronteras, restringen la entrada y favorecen la caída en situaciones de irregularidad de los que están dentro. “Toda persona a la que se impide migrar legalmente es un candidato a la irregularidad”

2) La importancia de la economía sumergida: entre un 30-33 % del total de la economía española; en sectores como la construcción, la agricultura bajo plásticos y otros; no paga impuestos y emplea mano de obra a la que no proporciona derechos laborales y sociales. El inmigrante en situación irregular es el candidato ideal para esta economía; así como el servicio doméstico y del cuidado –tan escasamente regulado en nuestro país- se nutre de las mujeres inmigrantes.

Más allá, pues, del objetivo confesado parece haber otro no confesado –éste de carácter electoral- que lleva al círculo vicioso de la xenofobia y el racismo institucional y social:

Los partidos conservadores descubrieron hace tiempo que la bandera de la xenofobia daba buenos resultados electorales, y han dedicado muchos medios a impregnar a la opinión pública del discurso del miedo a los inmigrantes. La izquierda política ha sido incapaz de desmarcarse desarrollando un discurso y una opinión alternativos.

Y hoy vemos, en el Parlamento europeo, a Gobiernos de izquierda –como el nuestro- defender una Directiva tan conservadora y xenófoba como la que nos ocupa.

¿Cuáles son nuestras propuestas?

Ir a las causas de la migración irregular:

1) Abrir –y no cerrar- cauces de migración normal.

2) Desarrollar –y no recortar- los derechos de los migrantes, que les permita no ser pasto de quienes se benefician de la economía sumergida

Y esto nos interesa a todos. Que no nos pase como al protagonista de aquel relato atribuido a Berthol Brecht, que no hizo nada cuando fueron a por sus vecinos judíos, ni tampoco cuando los homosexuales ni comunistas. Y cuando fueron a por él ya no quedaba nadie a quien recurrir.(En el momento en que redactamos estas líneas, una nueva “directiva de la vergüenza” se dispone a elevar la semana laboral en la UE de 40 a 65 horas)

Motril Acoge

viernes, 23 de mayo de 2008

Carta abierta a la Consejera de Igualdad y Bienestar Social

La Consejera de Igualdad y Bienestar Social, Micaela Navarro, en una entrevista publicada en "Ideal" el 13/05/08 ha declarado:
«Los menores inmigrantes vienen aquí como el que va de Erasmus»
(http://www.ideal.es/granada/20080513/granada/menores-inmigrantes-vienen-aqui-20080513.html )

Desde Motril Acoge le hemos escrito una carta abierta que se puede descargar aquí, porque esas declaraciones no nos parecen aceptables. Esa carta la hemos enviado a diversos periódicos, y se ha publicado en Cartas al Director de Ideal el 23/05/08
http://www.ideal.es/granada/prensa/20080523/opinion/consejera-igualdad-bienestar-social-20080523.html

jueves, 8 de mayo de 2008

Conclusiones del Informe Anual 2008 de Sos Racismo

Ya están disponibles las conclusiones del Informe Anual 2008 sobre el racismo en el estado español, presentado por Sos Racismo el 17 de abril de este año.

Puedes acceder al documento en el apartado de otros documentos de nuestra página web o directamente pinchando aquí.

miércoles, 7 de mayo de 2008

Seguimos diciendo ¡NO A LA DIRECTIVA DE LA VERGUENZA!

En diciembre de 2007 publicamos en nuestra página un artículo sobre la Directiva de la Vergüenza, y proponíamos un enlace para poder firmar en contra de esta propuesta europea que propone una política de inmigración únicamente desde el plano restrictivo y represivo, sin respeto por los derechos humanos.

Hoy se está otra vez discutiendo sobre esta tema y queremos proponer el siguiente documento para que se vea por qué la rechazamos: ¿Por qué estamos en contra de esta directiva? o podéis informaros directamente en la página No a la directiva de la vergüenza

Por eso ahora hay que seguir diciendo ¡No a la directiva de la vergüenza!

sábado, 19 de abril de 2008

Memoria del 2007

Ya se puede consultar la memoria del 2007 de la asociación pro-inmigrantes Motril Acoge, a través de la sección de memorias de nuestra página web, o directamente pinchando aquí

Os recordamos que la Asamblea General de socios de la asociación es el martes 29 de abril, a las 7:30 de la tarde en primera convocatoria y a las 8:00 en segunda.

miércoles, 16 de abril de 2008

Apoyo a la huelga de hambre en el CIE de Aluche (Madrid)


Ante la huelga de hambre iniciada el lunes 7 de abril de 2008 por lo/as interno/as del Centro de Internamiento de Extranjeros de Aluche para denunciar las deficientes condiciones de internamiento y la vulneración de derechos humanos de la que son víctimas, lo menos que podemos hacer es firmar para apoyarles y por el cierre de los Centros de Internamiento de Extranjeros en el marco de la manifestación del sábado 12 de abril.

Se puede hacer a través de esta web:

http://transfronterizo.at.rezo.net/spip.php?article59


También podemos difundir esta acción urgente y seguir informándonos sobre el tema, por ejemplo en http://www.rompamoselsilencio.net .

martes, 15 de abril de 2008

Convocatoria de Asamblea Ordinaria de la Asociación

Estimad@s soci@s y colaborado@s de Motril Acoge:

Esta es la convocatoria para la Asamblea Ordinaria.

"La Asociación “Motril Acoge”, convoca Asamblea General Ordinaria para el próximo día 29 de Abril a las 19 horas 30 minutos en primera convocatoria y a las 20 horas en segunda convocatoria.

Con el siguiente orden del día:

1. Lectura del acta anterior y aprobación si procede.
2. Informe de gestión del año 2.007 y aprobación si procede.
3. Propuestas de trabajo para el año 2.008.
4. Reorganización del área de coordinación y trabajo en red.
5. Ruegos y preguntas.


Motril 14 de Abril de 2.008
EL SECRETARIO
Fdo. Eugenio García Grijalba"

Esperamos vuestra asistencia y colaboración. El funcionamiento de la asociación depende de todos y todas.

miércoles, 12 de marzo de 2008

REFUGIADOS DEL HAMBRE. Jean Ziegler

La hipocresía de los Comisarios de Bruselas es detestable: por una parte construyen el hambre en Africa; por la otra criminalizan a los refugiados del hambre.

Era una noche oscura, sin luna. El viento soplaba a más 100 km por hora levantando olas de más de 10m de altura que con terrible estrépito, se abatían contra la frágil embarcación de madera. Había partido de una cala en la costa de Mauritania, diez días antes, llevando a bordo 101 africanos refugiados del hambre. Por inesperado milagro la tempestad arrojó la barca sobre un arrecife de la playa El Médano, en una pequeña isla del archipiélago canario. En el fondo de la embarcación los guardias civiles españoles encontraron los cadáveres de tres adolescentes y una mujer muertos de hambre y de sed.

Esa misma noche, algunos kilómetros más lejos sobre la playa de El Hierro, naufragó otra embarcación con 60 hombres, 17 niños y 7 mujeres, espectros titubeantes a pasos de la agonía, a bordo.

En la misma época pero esta vez en el Mediterráneo, se jugaba otro drama: 150 km al sur de Malta, un avión de vigilancia de la organización Frontex descubre un barco sobrecargado con 53 pasajeros – que probablemente debido a un desperfecto del motor – navegaba a la deriva sobre el agitado oleaje. A bordo de la lancha las cámaras del avión identifican niños pequeños y mujeres. De regreso a su base en La Valette, el piloto informa a las autoridades maltesas, que se niegan a intervenir pretextando que los náufragos están a la deriva en la “zona de búsqueda y de socorro libia” Interviene la delegada del Alto Comisionado para los refugiados de las Naciones Unidas Laura Boldini, pidiendo a los malteses enviar rápidamente un barco de socorro. Nada se hace, Europa no se altera. Se pierde toda traza de los náufragos.

Algunas semanas antes, una embarcación en la que se hacinaba un centenar de refugiados del hambre africanos, intentando llegar a las Canarias había zozobrado entre las olas en la costa de Senegal. Solo hubo dos sobrevivientes

Miles de africanos, incluidos mujeres y niños, acampan ante las alambradas en los enclaves españoles de Melilla y Ceuta, en el árido Rif. Por orden de los comisarios de Bruselas los policías marroquíes expulsan a los africanos hacia el Sahara. Sin agua ni provisiones. Centenares, probablemente miles, mueren entre las rocas y las arenas del desierto (4)

¿Cuántos jóvenes africanos dejan su país y arriesgan su vida intentando llegar a Europa? Se estima que anualmente alrededor de 2 millones de personas tratan de entrar ilegalmente a la Unión europea y que de esa cantidad no menos de 2 mil perecen en el Mediterráneo y otros tanto entre las olas del Atlántico. Su objetivo es llegar a las Islas Canarias desde Mauritania y Senegal o atravesar el estrecho de Gibraltar partiendo de Marruecos.

Según el Gobierno español 47 685 africanos llegaron a sus costas en 2006. Es preciso agregar 23 151 que desembarcaron en las islas italianas o en Malta, partiendo de Jamahiriya (Libia-arabe) o de Túnez. Otros tratan de llegar a Grecia pasando por Turquía o Egipto. El Secretario General de la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Luna Roja, el Señor Markku Niskala comenta: “Esta crisis ha pasado completamente en silencio. No solo nadie viene en ayuda de esa gente sino que no existe una organización que demuestre que estas estadísticas son una tragedia cotidiana

Para defender a Europa de los inmigrantes , la Unión europea ha puesto en marcha una organización militar semi clandestina llamada Frontex. Esta agencia controla las “fronteras exteriores de Europa”

Dispone de embarcaciones rápidas (y armadas) para interceptaciones en alta mar, helicópteros de combate, una flota de aviones de vigilancia equipados con cámaras ultrasensibles de visión nocturna, radares, satélites y sofisticados medios de vigilancia electrónica de larga distancia.

Frontex mantiene también en suelo africano “campos de acogida” adonde se recibe a los refugiados del hambre que vienen de Africa central, oriental o austral, del Tchad, de la República democrática del Congo, de Burundi, de Camerún, de Eritrea, de Malawi, de Zimbabwe. A menudo caminan por el continente durante uno o dos años, malviviendo, cruzando fronteras buscando aproximarse progresivamente a una costa. Entonces son interceptados por los agentes de Frontex o por sus auxiliares locales que les impiden llegar a los puertos del Mediterráneo o del Atlántico. Debido a los considerables aportes en especies que Fortex les da a los dirigentes africanos, casi ninguno se opone a la instalación de esos campos. Argelia salva su honor. El presidente Abdelaziz Bouteflika dice: “ Rechazamos esos campos. No seremos los carceleros de nuestros hermanos”

Organizar el hambre y criminalizar a los que huyen

La huída por mar de los africanos se ve favorecida por una circunstancia particular: la rápida destrucción de las comunidades de pescadores en las costas del Atlántico y del Mediterráneo.

Algunas cifras:

En el mundo alrededor de 35 millones de personas viven directa y exclusivamente de la pesca, de las cuales 9 millones en Africa Los pescados aportan el 23,1% de proteínas animales en Asia, 19% en Africa; el 66% de la pesca es de alta mar, 77% en aguas interiores; la acuacultura o cría de peces representa el 27% de la producción mundial. La disponibilidad de pescado dentro o fuera de las zonas económicas nacionales tiene importancia vital para el empleo y la seguridad alimentaria de las poblaciones involucradas.


La mayor parte de los Estados africanos están sobreendeudados. Venden sus derechos de pesca a empresas industriales del Japón, Europa y Canadá. Los barcos factoría de estas últimas asolan la riqueza íctica de las comunidades de pescadores hasta en las aguas territoriales. Utilizando redes muy tupidas (en principio prohibidas) operan generalmente fuera de las estaciones en que la pesca está autorizada. La mayor parte de los gobiernos firmantes de estas concesiones no disponen de barcos de guerra. No tienen medio alguno para hacer respetar los acuerdos. Reina la piratería, Mueren las aldeas costeras.

Los barcos-factoría seleccionan el pescado, lo congelan o lo transforman en harina o en conservas y lo expiden desde allí a los mercados. Por ejemplo: en Guinea-Bissau cuya zona económica alberga un formidable patrimonio íctico, los Bissagos, viejo pueblo de pescadores, para sobrevivir deben comprar en el mercado de Bissau – y a precios altísimos – conservas de pescado danesas, canadienses o portuguesas.

Sumergidos en la miseria y la desesperanza, desarmados frente a tales predadores, los pescadores arruinados venden sus barcas a precio vil a traficantes mafiosos o se vuelven ellos mismos traficantes de personas. Puesto que son barcos adecuados tan solo para la pesca en aguas territoriales no son aptos para navegar en alta mar.

Y hay más aún... En Africa viven alrededor de mil millones de seres humanos. Entre 1972 y 2002 la cantidad de africanos seria o permanentemente subalimentados aumentó de 81 a 203 millones. Por múltiples razones. La principal, la política agrícola (PAC) de la Unión europea.

Los Estados industrializados de la Organización para la cooperación y el desarrollo económico (OCDE) pagaron en 2006 en calidad de subvenciones a la producción y a la exportación a los agricultores y ganaderos más de 350 mil millones de dólares. La Unión europea en particular práctica el dumping con un cinismo sin límites. Resultado: la destrucción sistemática de los cultivos alimentarios africanos

Tomemos el ejemplo de Sandaga, el mayor mercado de bienes de consumo cotidiano de Africa Occidental. Sandaga es un universo ruidoso, colorido, fragante, maravilloso ubicado en el corazón de Dakar. Se pueden comprar allí, según la estación, legumbres y frutas portuguesas, francesas, españolas, italianas, griegas, etc. A un tercio del valor de los productos autóctonos equivalentes.

Algunos kilómetros más lejos, bajo un sol calcinante, el campesino wolof, junto a su mujer y a sus hijos trabaja hasta quince horas por día... y no tiene la posibilidad de comprar un mínimo vital decente.

De 52 países africanos, 37 son países casi exclusivamente agrícolas

Pocos seres humanos trabajan tanto la tierra y en condiciones tan difíciles como los paisanos wolof de Senegal, bambarg de Bali, mossi de Burkina o bashi del Kivu. La política del dumping europeo destruye sus vidas y las de sus hijos.

Volvamos a Frontex. La hipocresía de los Comisarios de Bruselas es detestable: por una parte construyen el hambre en Africa; por la otra criminalizan a los refugiados del hambre.

Aminata Traoré resume así la situación: “ Los medios humanos, financieros y tecnológicos que la Europa de los 25 despliega contra los flujos migratorios africanos son efectivamente los mismos que lo haría en una guerra en debida forma entre la potencia mundial y los jóvenes africanos rurales y urbanos indefensos, cuyos derechos a la educación, a la información económica, al trabajo y a la alimentación son conculcados en sus países de origen por el ajuste estructural. Víctimas de decisiones y de elecciones macroeconómicas de las cuales no son en absoluto responsables, son perseguidos, acorralados y humillados cuando intentan una salida a través de la emigración. Los muertos, los heridos y los incapacitados que quedaron en los sangrientos acontecimientos de Ceuta y Melilla en 2005, como así también los cuerpos sin vida que aparecen frecuentemente en las playas de Mauritania, de las islas Canarias, de Lampedusa y otras son otros tantos náufragos de la emigración forzada y criminalizada.

Le Monde Diplomatique, marzo de 2008
Traducción Susana Merino

viernes, 15 de febrero de 2008

23 de febrero: Jornada estatal por los derechos de los migrantes

Motril Acoge se ha unido a la campaña de 12 medidas urgentes por la dignidad de los/las migrantes “Tenemos derecho a tener derechos”; que está realizando la Red Estatal por los Derechos de l@s Inmigrantes (REDI) .

Por eso el próximo sábado, día 23 de febrero, hemos convocado una CONCENTRACIÓN y recogida de firmas. Será a las 12 de la mañana, en la Plaza de la Aurora de Motril

La campaña reivindica la REGULARIZACIÓN INMEDIATA Y GARANTÍAS A LA RESIDENCIA Y VIDA FAMILIAR, el CESE DE LOS ABUSOS POLICIALES Y LA DISCRIMINACIÓN y la IGUALDAD PLENA DE DERECHOS

Nos gustaría que dicha campaña fuera promovida e impulsada por la mayor cantidad posible de organizaciones y personas.

Os proponemos vuestra participación y os invitamos a suscribirla. Se puede firmar tanto en las hojas de firmas que tenemos disponibles, como en la página http://www.communia.org/signup/redi/reply.php (se firma abajo del todo), donde tenéis toda la información.

miércoles, 13 de febrero de 2008

Andalucía Acoge condena al PP por identificar inmigrante como "sospechoso"

Califica la propuesta de electoralista y elitista


La Federación Andalucía Acoge, en la que se encuentra integrada Motril Acoge, critica duramente las declaraciones realizadas por el líder del Partido Popular, Mariano Rajoy, que en unas jornadas sobre inmigración organizadas por su partido en Barcelona transmitió la imagen de la inmigración como una amenaza e identificó a las personas inmigrantes como “sospechosos”. Para la organización, estas declaraciones vienen a alentar el miedo entre la población con una intencionalidad claramente electoralista, como ya hicieron en campaña otros líderes populares.
El secretario general de Andalucía Acoge, José Miguel Morales, explicó que tanto españoles como inmigrantes son iguales ante la ley y que hay que trabajar por crear “políticas de integración” y no un “contrato de integración”, que lo que viene es a presuponer el incumplimiento de la ley por parte de los extranjeros y mantiene una concepción utilitarista del inmigrante.
La organización califica la propuesta de los populares como “elitista”, ya que se plantea todas estas imposiciones, entre ellas la del aprendizaje de la lengua, para los inmigrantes pero no para los extranjeros comunitarios que viven en España.
Además, Andalucía Acoge invita al candidato del PP a que reflexione a cerca de cuáles son las costumbres españolas, entre las que sin duda se encuentran las de los ciudadanos musulmanes de Ceuta y Melilla, las de la población gitana y las de miles de personas que desde los años 80 han venido de todo el mundo a España y hoy tienen la nacionalidad española. En este sentido, la organización entiende que es importante que el Partido Popular reconozca la diversidad presente en la sociedad española y que no se trata de crear grupos enfrentados, sino de plantear propuestas políticas para toda la ciudadanía.

miércoles, 23 de enero de 2008

Sentencia contra Mustapha Ndiaye o el derecho a tener derechos

El juzgado nº 1 de Motril dictaminaba hace unos días la sentencia contra Mustapha N, inmigrante senegalés, imponiéndole una pena de 10 años de expulsión del territorio de la UE por vender Cds y vídeos piratas: su modo de ganarse la vida en nuestro país.

Ciertamente el Código Penal y la Ley de Extranjería recogen esta sanción para inmigrantes condenados a penas inferiores a seis años de cárcel. Lo discutible es si tal sanción es ecuánime. En cualquier caso, pensamos que la pena es injusta, discriminatoria y desproporcionada.

Es preocupante el giro conservador que están adoptando las políticas migratorias de los gobiernos europeos con el aumento de medidas de presión y acoso policial sobre los inmigrantes en situación irregular. Cada vez se exigen requisitos más difíciles de cumplir para establecerse en España, y son recortados impunemente los derechos de los inmigrantes.

El gobierno español, como los del resto de la UE, ofrece una visión de la inmigración puramente utilitarista y subordinada totalmente a las necesidades del mercado de trabajo. De ahí el empeño en el control de fronteras (vallas, SIVE, CETI, etc.) y la promoción de la contratación en origen. Loa inmigrantes no son considerados más que como instrumentos u objetos a utilizar para nuestro enriquecimiento y bienestar. Se olvida su condición de personas, sujetos de derechos como cualquier ser humano.

Esta discriminación institucional contribuye a desarrollar el racismo social, ya que los factores legales de exclusión generan una imagen del "otro" como inferior y desigual, al ser tratado como tal jurídicamente. Teniendo en cuenta que "todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos" (art. 1 DUDH), pedimos al gobierno y a la sociedad en general que se reconozca a todos los inmigrantes el TENER DERECHO A TENER DERECHOS, en igualdad con el resto de los ciudadanos.

Motril Acoge

CONFERENCIA: Realidad andaluza de los menores extranjeros no acompañados

"Menores antes que inmigrantes"

Desde aqui os queremos invitar a la charla a cargo de:

D. Ángel Madero
Director del Centro de Menores de Primera Acogida de Córdoba A.P.I.C.
Vicepresidente de Andalucía Acoge


Tendrá lugar el jueves, 31 de enero, a las 8 de la tarde, en el Centro Cultural CajaGranada

Puedes ver el cartel y el díptico pinchando aquí: Cartel o Díptico